image_pdfimage_print

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 11, 27-28

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la multitud, una mujer del pueblo, gritando, le dijo: «¡Dichosa la mujer que te llevó en su seno y cuyos pechos te amamantaron!»

Pero Jesús le respondió:

«Dichosos todavía más los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica».

Palabra del Señor