image_pdfimage_print

Por: Comunicaciones Redentoristas

Francisco Xavier Seelos fue un beato redentorista que dejó Alemania para convertirse en misionero en los Estados Unidos.

En este país, vivió toda su vida y dejó un gran legado, y de su historia recordamos un hecho curioso: el día que se reunió con el entonces presidente de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln.

La razón de la reunión

La reunión con el presidente ocurrió en 1863 durante la Guerra Civil estadounidense o la Guerra de Secesión, que comenzó en 1861. En aquel entonces, Abraham Lincoln firmó una ley marcial que convocó a todos los hombres de 20 a 45 años en buenas condiciones físicas a prestar servicio militar.  

El director del seminario redentorista en Annapolis era el sacerdote alemán Francisco Xavier Seelos, e inmediatamente se preocupó por los jóvenes que estaban en su formación sacerdotal. Incluso le escribió a su hermana al respecto:

“Si uno es elegido, tiene que ir o pagar 300 dólares. Como tenemos tantos miembros jóvenes, eso significaría para nosotros una suma gigantesca de $25,000 o más. Entonces decidí, con el permiso del provincial, ir a Washington con otro sacerdote para presentar personalmente al presidente y a otras autoridades nuestra situación”.

Además, escribió: “Si no obtengo la liberación de esta medida cautelar injusta, preferimos ir a prisión antes que tomar las armas.

Después de la visita al presidente, se llegó a un acuerdo. Ningún seminarista o redentorista prestó servicio militar. De la reunión con el presidente, el Padre Seelos dijo: “Me gustó mucho el presidente Lincoln cuando fui a verlo. Nos habló sinceramente, libremente y amablemente”.